Hotza fue abandonado, creemos que su propietario murio y el gato sobraba en la herencia, fue a parar a una perrera, se vio de repente en una jaula, se estaba dejando morir, dejó de comer, de moverse,..de vivir, pero Hotza tuvo suerte fue rescatado e hizo un largo viaje hasta madrid, ahora necesita que tu le des una oportunidad. Es casero, tranquilo, se lleva bien con otros gatos, como buen siames está empezando a llamar para comer, para salir, para mimos,...Para colmo a Hozta le quitaron sus uñas.