Raksha, al igual que la madre loba de Mowgli en el libro de la selva, fue fuerte y nunca dejo de cuidar,  en la calle, a sus tres hijos Akela, Fao y Seoni.

Raksha no tiene aspecto ni carácter de gata callejera, al contrario tanto su belleza exterior como la interior es de gata casera, abandonada porque quizás no podían cuidarla o por que se cansaron de ella.

Pero quien se cansa de un ser que solamente te pide mimos y quiere recibirlos?

Su edad será aproximadamente de 5 años, está vacunada, es negativa a leucemia e inmuno, desparasitada, y castrada.

Su castración no fue fácil, tenía una gran hemorragia interna y casi le hubiera costada la vida de haber estado más tiempo en la calle.

Ahora está en nuestra sede, esperando a una familia que sepa cuidarla como ella se merece, y darle todo lo que necesite.

Si quieres conocerla, no lo dudes, llamanos!!!