Andreu estaba tirado en un solar donde su madre lo abandono viendole tan enfermito. 
Estaba lleno de pulgas y con los ojos apunto de pederlos de la infección.

Ahora se ha vuelto un gato hermoso y bueno, que solo quiere mimos.

Se está preparando veterinariamente para poder encontrar un hogar.

Si quieres conocerle, escribenos!!!!