Paradis, Bonatti y Mallory llegaron a la asociación junto a su madre Hillary desde los tejados de un Autogrill de una carretera de España.

Donde vivían no había nadie que les alimentara y por eso teniamos que sacarles de ahí.

Tanto Paradis como Mallory han encontrado un hogar definitivo, y eso es lo que busca la linda Bonatti que está en acogida.

Cada día más cariñosa y le encanta estar con el gato de la familia y con los humanos.

Está castrada, desparasitada, testada siendo negativa y vacunada.

Si quieres conocerla, no lo dudes, llamanos.