Sumi y sus pequeños estaban en el sitio y en el momento equivocado, una excavadora les iba a quitar lo único que conocían, su hogar de nacimiento. 

Parece ser que Sumi parío a sus cachorros en un sumidero, y evidentemente no era sitio para la familia. La persona que les alimentaba nos pidio ayuda y ahora están en la asociación salvados in-extremis de una muerte segura.

Belice y Bimah son más tranquilas,  pero de momento su carácter está en proceso de sociabilización con respeto a los humanos. Se asustan enseguida y no interactuan con nosotros.

Cenote es más intraquilo, pero si le acaricias despacito se deja con algo de reticencia.

Y Buraco necesita más tiempo para enseñarle que no todos somos como la excavadora que casi les quita la vida.

En estos momentos los 4 están preparandose para poder encontrar una familia que les quiera.

Contacto:
Email:
adopciones@madridfelina.com
Telefono: 628111239