Harvard muy posiblemente fue una gata casera ya que su carácter es de una gata buena y cariñosa. La abandonaron en unos jardines de un colegio donde un día conocío algún galán que la prometería amor para siempre y la preño. Nunca más se supo de él. Al cabo del tiempo aparecieron junto a ella su hijos Ecole y School, bonitos a rabiar, pero con un carácter menos apacible que el de su madre. Ellos han nacido en las duras calles de Madrid, donde si te fías de alguien, te puede hacer daño.

En estos momentos ECOLE Y SCHOOL ya están preparados para encontrar una familia que les de el espacio que necesitan. Castradas, testadas negativas a leucemia e inmuno, vacunadas y desparasitadas.

Si quieres conocerles, no lo dudes, llamanos!!!!