IFE fue salvalo por los pelos de que unas urracas le hicieran daño. En su casa de acogida está sanando y creciendo para encontrar un buen hogar.

Su mamá de acogida dicer que le pega más el nombre de Tarzan, la verdad, porque NO PARA! Es un gatito superactivo: sube, baja, salta, siempre quiere jugar. Si se esconde cuando entras en la habitación, es sólo para jugar contigo, porque no es tímido. Cuando lo coges en brazos, empieza a emitir esta musiquita tan bonita que te hace morir de ternura. Lo pasa genial con sus juguetitos pero también le encanta morder los lápices.  

Es muy listo y le gusta estar con los otros gatos, aunque se muestra a veces algo rudo con la más peque de la casa.

Está testado siendo negativo a leucemia e inmuno, desparasitado y en breve se le vacunará.

Si quieres conocerle, y reservarle, no lo dudes, contacta con nosotros!!!!