Al habla Kira y  Dama.  Venimos a contar nuestra historia.  Vinimos a este mundo aproximadamente el 15 de mayo,  como buenas gatas madrileñas y,  junto con nuestra hermanita Neka vivíamos en un solar tranquilamente con mamá. Pero un día pasó algo raro y., es que los humanos,  entraron a quitar todas las hierbas donde nos escondía mamá.  Mamá se asustó mucho y se fue sin que le diese tiempo a llevarnos con ella.  Estuvimos esperando pero no apareció y empezamos a tener hambre.  Así que nos empezaron a dar biberones (aun los seguimos tomando) pero ya vamos teniendo una edad. Por cierto ya sabemos usar solas el arenero. Queremos presentarnos en sociedad,  con nuestro mes y medio,  para ver si cuando crezcamos un poco más alguien quiere tener la suerte de tenernos en su casa.  A día de hoy,  toleramos gatos,  perros (súper perro que hay por aquí madre mía), y nos gustan mucho los niños.  Prometemos mucho juego,  cariño y ronroneos.  Sólo pedimos una ventana por la que mirar y por la que entre el sol para poder tumbarnos al calorcito.  

Nos han querido hacer fotos para la ocasión pero estábamos ocupadas jugando.  Se irán mejorando cuando se pueda.

En breve empezaremos a ser vacunadas y testadas, pero si alguien quiere conocernos ya, que nos escriba.