Sal y Pimienta vivian en los jardines de una urbanizacion donde ya había demasiado gato para poder pasar inadvertidos de la mirada humana.

Una mujer que trabajaba cerca nos dío el aviso para ver si podiamos ayudarles. Han estado en su casa pasando la cuarentena y ahora están en nuestra sede preparandose veterinariamente.

Son muy buenos, aunque se asustan de primeras.

Si quieres conocerles, no lo dudes, llamanos

Contacto:
Email:
adopciones@madridfelina.com
Telefono: 628111239