Dora y Botas son dos gatos de apenas 3 años que han estado con una familia que se supone que les quería hasta hace un par de semanas.

De repente molestaron y se le encerro en un baño, y así casi durante 1 año. 

Esta historia llego a la asociación a traves de uno de nuestros compañeros y nos pusimos en marcha para poder sacarles de esa situación que les causaba mucho estress y podían acabar con sus vidas.

Ahora están en unas jaulas esperando que alguien quiera a  una pantera grande y hermosa, y con bastante buen carácter.

Dora es más inquieta, pero buena, y Botas es todo amor.

Los dos están castrados, vacunados, testados negativos y desparasitados.

Si quieres conocer alguno de ellos, no lo dudes, escribenos!!!