Clint, Tony, Steven, Vision y Wanda junto a su madre, debieron de nacer en una casa ya que su carácter es excepcional.

Un día aparecieron en los jardines de una casa y  como las personas que vivian allí son grandes amantes de los animales les empezaron a dar de comer y les hicieron un cobijo en el jardin para que pudieran resguardarse por las noches.

Al principio se quedaban tranquilos en ese jardin pero cuando empezaron a ser más mayores salian del terreno y se iban al del vecino que no les quería allí. Por este motivo,  para poder ayudarles, están ahora con nosotros.

En estos momentos están pasando su cuarentena y preparandose veterinariamente para encontrar un hogar definitivo, como lo ha hecho Steve que ya está reservado.

Si quieres conocerles, no lo dudes, llamanos!!!