Bifur es uno de los gatos salvados del lugar en el que vivían, sin comida, agua, y algunos de ellos enfermos. Impasibles y resignados delante de un cuenco vacío. Gatos famélicos, enfermos y hambrientos. Ahora disponen de toda la comida que deseen y de todo el amor que nos soliciten. Son buenos y cariñosos, y les encanta que les acaricien. Si quieres darles un hogar, no dudes en llamarnos.

¡Adóptame!