Perla fue rescatada del motor de un coche. La pobre gatina entró en el, pero luego gritaba para que alguien le ayudará a salir. Es buena y tranquila. En estos momentos se está poniendo al día para encontrar un hogar donde le den el amor que ella necesita. Quieres conocerla? No lo dudes, llamanos!!!!