Hilda, Sigrun y Gunar quisieron ser salvados por la asociación, ellos mismos entraron en una jaula trampa cuando se estaba haciendo un CES donde vivian. Son 3 pequeños vikingos, fuertes y agerridos luchadores que han superado todo lo que le ha ido pasando en sus cortas vidas.

Eran demasiado pequeñines para volver a dejarlos allí. Estaban muy enfermos y llenos de hongos.

Fueron ingresados y se han ido recuperando del todo. Son buenos, aunque se asustan por todo.

Están preparándose veterinariamente para irse a un hogar. Quieres conocerles? Llamanos