Lucas, Nico, Kitty y Rony nacieron de una gata callejera en una buena casa donde han crecido hasta que encuentre un adoptante definitivo.

Son juguetones, buenos y cariñosos, aunque de primeras como cualquier gato, se muestren algo tímidos.

Nico con tres meses se rompio una patita jugando, pero una vez operado se recupero de maravilla.

Está castrado, vacunado, negativo a leucemia e inmuno.

Quieres darle un hogar definitivo?

Llamanos