Termita y su hijita Marmita son un abadono porque han dado positivo a leucemia y no pueden estar donde han vivido.

Son muy buenas y cariñosas, y se llevan tanto con gatos como con humanos.

Está vacunada, castradas y desparasitada.