A Vico lo recogio directamente la policia de alguna colonia donde el pobre había aparecido solo. Tenia poco más de un mes, pero muy mal llevado, desnutrido, desnutrido, es decir, un saquito de huesos. 

Durante un tiempo estuvo con biberones, pero ahora ya come su pienso baby y su comida húmeda.

Se está preparando para encontrar un hogar, pero si quiere conocerle y reservarle, no lo dudes, llamanos.