Tarzán es un cachorro que debe de ser de alguna gata sin castrar todavía de colonia. Le gustaba tanto subirse a los árboles que lo hacía de continuo, pero claro, al ser tan pequeño luego no sabía bajar.

Como no se han encontrado a su madre y él es tan cariñoso, se ha venido a la asociación.

Ahora mismo empieza su cuarentena y se preparará para irse con una familia.

Si quieres conocerle y reservarle, llamanos!!!!