Hongos: Micosis – Tiña

La dermatofitosis, más conocida vulgarmente como tiña, es una infección producida por hongos (micosis), que afecta a la piel de las personas y animales. El término tiña proviene del latín tinea (polilla de la ropa) ya que las lesiones de esta enfermedad son redondeadas, similarmente a los agujeros que hace la polilla en la ropa. Se considera que la dermatofitosis es la antropozoonosis asociada a pequeños animales que más incidencia presenta. La importancia de este punto hace que las tiñas se diagnostiquen erróneamente por exceso, tanto en perros como en gatos, ya que su frecuencia es realidad es muy baja, tan sólo un 2% de los problemas de piel de estas mascotas. ¿Qué lo produce? Los hongos responsables se denominan dermatófitos, los cuales se caracterizan por tener una gran afinidad por estructuras corporales que poseen una proteína, la queratina, que es su principal fuente de alimentación. Estas estructuras son el pelo, las plumas, la uña, y la capa más superficial de la piel, llamada estrato córneo. Los dermatófitos agrupan varios especies de hongos, que en dependencia de su hábitat más común se clasifican en antropofílicos, aquéllos que infectan principalmente al hombre, zoofílicos, los que producen con mayor frecuencia la enfermedad en animales, y geofílicos, los que viven en el suelo. En gatos casi todas las tiñas son causadas por Microsporum canis. La relación de estos felinos con Microsporum canis...

Read More