Street es un gatin nacido en los jardines de una urbanización donde vivia tranquilo y cómodo. Se le alimentaba cada día y era bien tratado. 
Un día aparecio con una herida el la pata delantera izquierda de bastante mal aspecto y sus alimentadores decidieron recoger y llevarle al veterinario. El pobre tenía la pata inservible y lo mejor para él fue amputarsela. 

Ha estado un mes en clínica veterinaria recuperandose totalmente de la operación y ahora ha venido a la asociación a encontrar un hogar, ya que la calle ya no es sitio para el.

Está castrado, y a partir de ahora empezará a prepararse con vacunas y demás, para encontrar un hogar. 

Es muy cariñoso con todo el mundo que le da una caricia. 

Si quieres conocerle y reservarle, no lo dudes, llamanos!!!