Lucy deambulaba sola y preñada por las calles de un pueblo de Madrid. Tenía mucho hambre y no encontraba como subsistir hasta tener a sus pequeños que ya querían venir al mundo.

Pero ocurrio un milagro, una mujer la vío y no lo dudo, se la llevo a su casa, y ahí tranquila y segura, dio a luz a su 5 bebés. Coccola, Blu, Prun, Bombón y Panterita.

La pobre Lucy tuvo mala suerte, cuando le hicieron los tests, dio positivo a leucemia, y tuvo que separarse de sus hijos.

AHORA ELLOS ESTÁN CADA UNO EN UNA CASA DE ACOGIDA PARA HACERLES EL TESTS EN EL TIEMPO QUE HAN  ESTIPULADO LOS VETERIANRIOS, PARA VER SI SON NEGATIVOS O NO.

Son todos muy buenos y cariñosos, a parte de unos bellezones.

Si quieres conorceles, no lo dudes, ponte en contacto con nosotros.