Mariano es otro abandono de verano en un pueblo de Madrid, tan bueno y cariñoso que todos los gatos con los que se encontraban debian de pegarle ya que llego lleno de heridas en su cuerpo y con la falta de un dedo en una de sus patitas.

Ha estado pasando la cuarentena y ya esta castrado, es negativo a leucemia e inmuno, desparasitado y terminando su vacunación.

Le encanta que le acaricies.

Si quieres conocerle, no lo dudes, escribenos o llamanos!!!