Cueva fue recogida con una rino y una otitis muy importantes,sobrevivió a ella con un aspecto imponente y unas increibles ganas de jugar y curiosear.Sólo le ha quedado una leve sordera ,lo cual evita que se asuste al pasar la aspiradora por ejemplo, un pequeño ladeo en la cabeza que no la impide para nada saltar,correr y jugar con todo aquello que este al alcance de sus patitas,de hecho cualquier objeto le vale para ser cazado o sino persigue a los otros gatitos con los que convive.También produce un delicado sonido al respirar por la rino que se hace imperceptible en el momento en el que esta pequeña y mullidita gatita se sube sobre nosotros para amasar un poco la barriguita de su anfitrión y quedarse dormida,sabiendose segura y a salvo.¿No quieres conocerla?