Tristan es todo corazón, da amor hasta en sus peores momentos, aunque el sufra, siempre tiene un cabezazo para animarte a ti. Fue recogido de la calle en muy mal estado. Llagas en la boca, dientes en mal estado, una rino que no le dejaba respirar,... . Ha pasado por muchos tratamiento y ahora parece que se está recuperando, aunque siempre tener una rinitis crónica. También es positivo a inmunodeficiencia felina, pero eso no le impide hacer una vida plena. Si quieres conocerles, no lo dudes, haznos una llamada.