Campoo era un gato feliz hasta que unas excavadoras llegaron a su colonia, la destruyeron y muchos compañeros murieron en esa catástrofe. El es un gato acostumbrado a vivir en la calle, por lo que busca una libertad controlada y sin peligros.