Mosta (carey) y Leño (negro)son dos cachorros que tuvieron la suerte de poder salir del agujero donde su madre, con toda su buena intención, los metio para reguardarlos de la gente.

Son asustadizos, pero si le coges se quedan tranquilos. Solo es cuestión de tiempo y algo de paciencia para que se vuelvan cachorros alegres y buenos. Les encanta jugar con su pelota.

Están preparadonse veterinariamente para poder encontrar un hogar que le haga olvidar sus dos primeros meses de vida.

Contacto:
Email:
adopciones@madridfelina.com
Telefono: 628111239