Raitas aparecío un día en los almacenes de un Carrefour como antes otros pobres cachorros que se pierden.

Raitas está muy asustada y no tolera a los humanos, posiblemente fue maltratada y de ahí su total descondianza.

Solamente se relaja cuando juega con su cuerdita o su oso de trapo.

Ella ya está preparada veterinariamente para irse a un hogar, pero necesita mucha paciencia para que vuelva a ser el cachorro que en algún momento fue.

Si quieres darle una oportunidad, escribenos!!!!

Contacto:
Email:
adopciones@madridfelina.com
Telefono: 628111239