Boli es un gatazo que enamora a todo el que le conoce.Le abres la jaula y se echa a tus brazos para que lo cojas y le des besitos. Si acercas las manos a su jaula saca las patas para engancharte con cuidadito y meter tus dedos dentro para frotar su carita con ellos. Es un grandullón que apenas cabe en la jaula, necesita una casa sin más gatos. Eso sí, porque no se lleva nada bien con ellos, quiere los mimos para él solo.