Brownie y Ani fueron recogidas de la calle, donde vivían junto a su madre a la que habían envenenado.

Al verse sin su madre, al principio estaban desconfiadas y bufaban de puro miedo, pero fueron cogiendo confianza, aprendiendo que no queremos hacerles daño.

Brownie es inmuno pero está sana y busca un hogar.

Ahora es gata buena y tranquila, que le gusta jugar mucho con su compañero de sala.

 

Contacto:
Email:
adopciones@madridfelina.com
Telefono: 628111239