Chusa es una gata viejita y con mucho achaques que fue recogida en muy mal estado y con una gran herida en el cuello, posiblemente una mordedura de perro.

Es gata tranquila, pero no le gusta mucho la gente.

Es inmuno y siempre está con sus mocos y toses, pero ahí vive, ganando días a la vida.

 

Contacto:
Email:
adopciones@madridfelina.com
Telefono: