Gotha vivía en los talleres de vehiculos militares, allí le daban de comer y vivía tranquila, un buen día los trabajadores al ir a reparar un camión oyeron unos ruiditos y comprobaron que eran unos bebés. Gotha había tenido cachorros, como allí no podía quedarse, metieron a la camada en una caja y la dejaron dentro de la carcasa de una avioneta, Gotha como buena madre fue allí, para cuidarles. 

Durante un tiempo hasta la adopcion de sus cachorros vivieron todas en la sede.

Gotha por desgracia no tiene suerte en esta vida. La pobre no lo paso bien viviendo con el resto de gatos en la asociación, se le busco un hogar donde ella fuera la única hija de 4 patas, y parecía haberlo encontrado. Pero ahora le dan la espalda, ella es cariñosa con la mujer, es tranquila y es feliz, pero el hombre al no ser un gato perro no la quiere, y la echan de su casa de acogida. 

Tiene que volver ya a la sede, y no lo puede hacer libre, tendrá que pasar unos días en jaula hasta acostumbrarse de nuevo a ese entorno que no le es favorable a su sensible carácter. Ella no quiere estar con más gato.

Esta castrada, es negativa a leucemia e inmuno, vacunada y desparasitada.

Por favor, si quieres darle una oportunidad, llamanos o escribenos.

Contacto:
Email:
adopciones@madridfelina.com
Telefono: 628111239