Runi era apenas un bebé de pocos días cuando nos dieron el aviso de que su madre les había parido en unos jardines y el estaba allí solo.

Es una belleza de color blanco con ojos azules.

Es muy diveritdo, juguetón, cariñoso y ronroneador.

Esta testado siendo negativo, vacunado y desparasitado. 

Es un poco brutote y le vendría bien irse con una familia que tuviera otro gato.

Si quieres conocerle, no lo dudes, contacta con nosotros.