Sumi y sus pequeños estaban en el sitio y en el momento equivocado, una excavadora les iba a quitar lo único que conocían, su hogar de nacimiento. 

Parece ser que Sumi parío a sus cachorros en un sumidero, y evidentemente no era sitio para la familia. La persona que les alimentaba nos pidio ayuda y ahora están en la asociación salvados in-extremis de una muerte segura.

Belice y Bimah son gatas tranquilas y que les encanta estar juntas. Despues de unos meses en acogida ya se muestran muy cariñosas con la familia. 

Con los extraños bueno, son miedosas al principio pero cogen confianza, especialmente si hay comida húmeda de por medio. Nunca han llegado a ser tan cariñosas con un extraño como lo son con su casa de acogida, pero son gatas que necesitan tiempo y a las que no hay que forzar, luego sorprenden...

Si quieres conocerlas, no lo dudes, llamanos!!!!

 

Contacto:
Email:
adopciones@madridfelina.com
Telefono: 628111239