Pesetin llegó un día a un garaje de una comunidad de vecinos, imaginamos que en el motor de un coche.

Al pobre le daba miedo salir al exterior, y se quedo allí. A los pocos días alguien le vio y empezo a alimentarle, pero no era un sitio para que viviera un gatito, pero mientras tanto, estaba atendido.

Evidentemente llego el momento de prohibir alimentar al gato del garaje y así fue como Pesetin llego a la asociación, un vecino pidio ayuda para que el gato no muriera de inanición y MF se la brindo.

Pesetin está asustado pero es bueno, y tranquilo. Le gusta jugar con su pelota.

Ahora mismo se está preparando veterinariamente para poder encontrar un hogar.

Si quieres conocerle, no lo dudes, llamanos!!!!:

Contacto:
Email:
adopciones@madridfelina.com
Telefono: 628111239