En la noche del 20 de Mayo me atropellaron y me dejaron tirada en la carretera, sola y rota. Una chica que pasaba por allí me vio y me recogió, pero una vez en sus brazos no sabía qué hacer conmigo. Recordó  que muy cerca de ahí una muchacha alimentaba a los gatos de la calle, y para allí que fue. Pasada la primera impresión de esa muchacha, se puso manos a la obra y pidió ayuda para mi, sí hubieran tardando una hora más,  hoy no estaría aquí contándoles esto, estaría muerta, tirada en el asfalto.

Me llevaron corriendo al hospital casi sin vida... 35 de temperatura, neumotórax, mandíbula rota, paralitica, de momento, de las patas de atrás ya que las tengo rotas  y la cadera partida en varias partes. Quizás debí morir, menos sufrimientos y gastos para todos,  pero la vida no es como nos gustaría y aquí sigo, intentando salir adelante. También me han dicho que tenía un bebé en mi vientre, pero que lo he perdido.

Son muchas cosas las que tengo y quizás no viva mucho, pero de momento estoy aquí y quiero agradecer a todos, que me hayan dando la oportunidad de demostrar que no debía de ser otro gato más aplastado por las ruedas de los coches.

Ah mi nombre es Sarah Connor y lucharé con todas mis fuerzas para salir adelante y tener una vida plena.

Gracias!!!!!

Contacto:
Email:
adopciones@madridfelina.com
Telefono: 628111239