Manolita llevaba mes y medio viviendo solita en un falso techo de un aparcamiento gracias a unas manos de una buena persona que le ponía de comer, pero su vida era gris y triste. Gracias al ingenio y la perseverancia de la buena gente de la asociación, Manolita fue rescatada una madrugada y se dejó por fín caer en la jaula para poder resgatarla de esa triste vida.

Está muy asustada, pero no es mala gatita, si no que todavía no se acostumbra a que hay gente que la quiere. En estos momentos está preparandose veterinariamente para encontrar una familia que la quiera, y le haga olvidar los primeros meses de su vida.

Si quieres conocerla, no lo dudes, llamanos.

Contacto:
Email:
adopciones@madridfelina.com
Telefono: 628111239