Andres y Mauri fueron recogidoS cerca de una plaza donde el tráfico era su mayor peligro, y porque sus cuerpos se tambaleaban al caminar.  Ambos han debido de pasar alguna enfermedad que les ha afectado neuronalmente y de ahí su dificultad para caminar perfectamente.

Mauri es muy bueno, aunque esta algo asustado.

Andrés se fía menos de nosotros, pero cada día se le ve más tranquilo.

Están castrados, son negativos a leucemia e inmuno, están vacunados y desparasitados.

Si quieres darle a alguno una oportunidad, no lo dudes, llamanos.

Contacto:
Email:
adopciones@madridfelina.com
Telefono: 628111239