Me llamo Bocina, tengo ocho meses y soy hermano de Bocazas y Willow. Me abandonaron de bebé en un parque junto a mis hermanos sin comida, sin nuestra mamá y sin refugio. No teníamos ninguna posibilidad de sobrevivir así que una familia que lo vio todo nos recogió. He vivido con otros gatos, un perro y cuatro niños, pero mi mamá humana está apunto de dar a luz a su quinto hijo y los gatos nos quedamos sin hogar. Mis hermanos consiguieron familia, pero yo perdí mi casa hace dos jueves y fui a dar con mis asustados huesos en una jaula, muy triste sin entender por qué me encerraban allí y se iban sin mirar atrás. 

Me han puesto este nombre porque soy muy simpático y no dejo de trinar y maullar reclamando atención y mimos. Estoy esterilizado y vacunado,  y dispuesto a dar todo el amor que tengo. Me llevo muy bien con otros animales y con niños y estoy deseando tener mi propia familia.

Si quieres conocerme, no lo dudes, llamanos!!