Heron estaba perdido en los alrededores de unos cines de Madrid, solo y sin nadie que pudiera ayudarle.

Fue recogido por la asociación y en esos momentos está preparandose para ser adoptado.

Aunque algo nervioso, Heron es un cachorro bueno y cariñoso.