Mario es un hermoso jovenzuelo que estaba perdido de un campo, y se le rescató para que no muriera de hambre. Es un gato tranquilo, pero se asusta aún un poco, aunque es sólo cuestión de tiempo y saber que no se le va a hacer nada malo.