Lucula apareció un día rondando debajo de los coches de una calle muy transitada de Madrid, lloraba y buscaba comida. Aquel era un sitio muy peligroso para sobrevivir, y tras varios intentos la asociación pudo rescatarle. Ella no es una gata mimosa, pero si te acercas despacito se deja acariciar. Le encanta las latitas ricas. Ella está castrada, vacunada y es negativa a leucemia e inmuno Si quieres conocerle, llamanos!!!

Contacto:
Email:
adopciones@madridfelina.com
Telefono: 628111239 / 673645789