Choco está todo el día jugando y toda la noche también y pidiendo comida. A nuestro otro gato Troy, le tiene frito. Todo el día detrás de él. Si va a comer, el otro también, si se bue a un mueble, el otro también. Os mando una foto que no le hace justicia pero es que es difícil hacerle una foto buena, porque se mueve, cierra los ojos…